jueves, 12 de abril de 2012

Revolucionarios por la Vida versus Escualifascistas por la Muerte

Decía el psicoanalista y filósofo Erich Fromm: “No hay distinción más fundamental entre los hombres, psicológica y moralmente, que la que existe entre los que aman la muerte y los que aman la vida, entre los necrófilos y los biófilos”

Tal criterio es perfectamente aplicable a nuestra actual realidad venezolana.

Erich Fromm (1900-1980), psicoanalista y filósofo humanista

Por una parte tenemos a la oposición integrada por una derecha apátrida y pitiyanqui, profundamente  fascista y obsesionada con la muerte (necrófilos); y por la otra, a los revolucionarios impulsados por el Amor y la Vida (biófilos).

Fromm afirmaba que las motivaciones de los necrófilos son el deseo de matar, el uso y culto de la fuerza irracional, la atracción de la muerte y la inmundicia, el sadismo, entre otras características. Todo esto describe perfectamente a nuestra oposición escualifascista.

Recordemos que en febrero de 2002, varias organizaciones de la derecha pidieron a sus seguidores manifestar un “luto activo”, vistiéndose con ropa o prendas negras y llevando banderas del mismo color, muy al estilo de los camisas negras de Mussolini. Ya se estaba cocinando el golpe de abril.

Oposición necrófila, obsesionada con la idea del luto y la muerte.

Desde ese entonces la oposición escualifascista ha venido manifestando una enfermiza fijación con la muerte.  

Muchos sospechan que detrás de la necrofilia de la oposición, pudiese estar el siniestro J. J. Rendón, experto en “propaganda negra”,  laboratorios de rumores y campañas de difamación. Es una especie de operador de guerra psicológica, y ha sido tildado por una revista colombiana como “el nuevo Goebbels del nazismo moderno”. No es casual, que Juan José Rendón siempre vista de negro, alegando estar de luto porque la derecha no logra recuperar el poder en Venezuela. Este macabro personaje dirige secretamente desde Colombia la campaña del nazi-sionista Capriles Radonski.

J. J. Rendón,  el "nuevo Goebbels del nazismo moderno".

A partir de conocerse la noticia sobre el cáncer que el Presidente Chávez ha venido superando, los disociados escualifascistas han intensificado sus tendencias necrofílicas . Estos disociados psicóticos se la pasan pidiendo la muerte del Presidente y del pueblo revolucionario en sus artículos de opinión, programas de radio o TV, y sobre todo en sus comentarios dejados en las redes sociales como Facebook, Twitter o YouTube, entre otros. Son verdaderamente nauseabundos y abominables los insultos del escualifascismo contra el pueblo mayoritario de Venezuela. Estas ofensas están cargadas especialmente de desprecio hacia el pueblo humilde y mestizo.

Joven militante del escualifascismo necrófilo y guarimbero.

La mayoría de las ofensas racistas y clasistas provienen del sector clasemediero alienado y frívolo, la llamada “sociedad sambil”, que se siente el cancerbero fiel de la oligarquía y del imperialismo yanqui.

Símbolo necrofílico que siempre acompaña las marchas de la oposición.
Esta foto fue tomada a la marcha derechista (1º de mayo de 2012)

Todo esto refleja la naturaleza necrófila y fascista de la oposición venezolana. Esta gente que aplaude la muerte y el asesinato, está en la misma línea ideológica que aquel militar franquista José Millán-Astray que, en 1936, gritó en la universidad de Salamanca: "¡Viva la muerte, muera la inteligencia!", y también en la de aquellos gorilas fachos que pintaron en las paredes de Buenos Aires, frenéticamente gozosos por la muerte de Evita Perón en 1952, la repulsiva frase: “Viva el cáncer”.

Grafiti de los gorilas antiperonistas (equivalente a nuestros actuales escuálidos) en Buenos Aires, 1952.

Otro ejemplo grotesco de este comportamiento fascista-necrófilo, más cercano en el espacio y el tiempo, lo vemos en el caso del sacerdote venezolano José Palmar, uno de esos curas ultrarreaccionarios que el pueblo llama “diablos con sotanas”. En 2011, este cura escribió en su cuenta de twitter la diabólica y monstruosa expresión: “¡Que viva el cáncer del comandante!"

Twitter del cura fascista José Palmar (haz clic sobre la imagen si deseas ampliarla)

Es necesario enseñarle a los camaradas ingenuos, aquellos mensajes que escriben los fascistas especialmente en las redes sociales, para que no tengan duda de lo que haría esta gente que apoya a Capriles si reconquistara el poder. La derecha inmediatamente montaría una cacería del pueblo chavista, para torturar y desaparecer a miles en fosas comunes. Por eso no podemos permitir que la derecha retome el poder.

En el otro extremo, estamos los revolucionarios que somos “biófilos”, usando la expresión de Erich Fromm. El biófilo lucha por la vida y “quiere moldear e influir por el amor, por la razón, por su ejemplo, no por la fuerza”.

Mientras los escualifascistas se la pasan escribiendo o vociferando histéricamente consignas llenas de odio y veneno, los revolucionarios creamos consignas de Vida, Salud, Alegría, Amor y Victoria.

Los Revolucionarios siempre estamos guiados por sentimientos de amor.

Tal como decía el Che Guevara: “El revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor. Es imposible pensar en un revolucionario auténtico sin esta cualidad.”

Y también como decía el Comandante Carache” Argimiro Gabaldón: “Somos la vida y la alegría, en tremenda lucha, contra la tristeza y la muerte”.

Pueblo Revolucionario lleno de Amor y Vida.

Estamos en una lucha dialéctica entre la vida y la muerte, entre el proyecto socialista-bolivariano guiado por la Vida y el Amor, en contra del fascismo de la oposición necrófila y llena de odio.

Por eso decimos con el Comandante Chávez: 
¡¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario